III Jornadas “Memoria y prevención del terrorismo” en el Memorial de Vitoria

Estuve en el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, durante los días 18 y 19 de abril, en las III Jornadas “Memoria y Prevención del Terrorismo”

En estas Jornadas han participado 50 docentes de enseñanzas no universitarias de toda España con el objetivo de trabajar en los procesos de des-radicalización y de prevención de la violencia en las aulas y en contextos socio-educativos, y también para recuperar la importancia de la memoria de las víctimas del terrorismo.

Mi aportación fue como víctima y docente.

El momento más emotivo de la jornada fue de los testimonios de las víctimas educadoras. Marisol Chávarri, con una larga experiencia como víctima que asiste a los colegios para contar su historia, es hija de Miguel Chávarri, jefe de la Policía Municipal en Beasáin (Guipúzcoa), asesinado por ETA en 1979. Su intervención abordó el antes, el después y el durante del atentado y las consecuencias que tuvo para su familia y especialmente para ella, entonces una estudiante de COU en el Instituto de Beasáin.

Junto a ella tomó la palabra Marisol Pérez Urbano, madre de Rodrigo Cabrero Pérez, asesinado en los atentados yihadistas de Madrid del 11 de marzo de 2004. Marisol Pérez narró con emoción su experiencia desde el mismo día en que su hijo no llegó a la universidad donde estudiaba segundo curso de Informática. Su vida se truncó en el andén de la estación de Atocha, donde había llegado desde Getafe. Contaba su madre que a la angustia por no poder contactar con Rodrigo, se unió la no respuesta a un SMS que le mandó su padre, con el que dio título a un libro donde ella narra, 15 años después, lo que vivieron aquellos días de marzo de 2004: “Dinos donde estás y vamos a buscarte”. En ese libro, Marisol Pérez habla de la gente corriente que hay detrás de los hechos históricos.

Para saber más, se puede leer en la página del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo

Entrevista de autora en Poemas del Alma

Por estas horas, Marisol Pérez Urbano está preparándose para asistir en suelo madrileño a la presentación de una obra desarrollada por Víctor Sampedro Blanco que se titula “Voces del 11-M. Víctimas de la mentira”. Al respecto, es importante señalar que esta profesora y autora instruida en Filología Hispánica es mamá de Rodrigo, una de las tantas víctimas de los atentados que se produjeron en la capital de España el 11 de marzo de 2004.

A raíz de esa tragedia que marcó un antes y un después en su existencia, la escritora terminó publicando “Dinos dónde estás y vamos a buscarte”. Claro que su producción también abarca a “Nina” y a “Barrio 1972” (un material que estuvo visibilizando durante el II Festival de Novela Negra de Vallekas).

El sitio web que lleva su nombre y las redes sociales son espacios ideales para saber más acerca de ella y poder contactar a esta exponente del ámbito literario que en esta oportunidad consigue visibilidad en Poemas del Alma gracias al cuestionario breve que, gentilmente, ha aceptado responder a distancia.

¿Cuál es el libro (propio o ajeno) que mejor te define hoy en día? ¿Razones?
– Me parezco un poco a la Nina de mi novela homónima. Pero el libro que más me define, porque tiene mucho de autobiográfico es «Dinos dónde estás y vamos a buscarte».
Si “Barrio 1972” no fuera de tu autoría, ¿sentirías atracción o interés por esta novela? ¿Motivos?
– Sí. Nunca escribo nada que no me interese.Y menos aún una novela, sería una tortura dedicarle tanto tiempo y esfuerzo. ¿Razones? Me gusta ese personaje colectivo, el barrio entero; la trama, y la vida que comparten.
¿A manos de quién, y por qué, te gustaría que llegue un ejemplar de “Dinos dónde estás y vamos a buscarte”?
– Ya se lo hice llegar a mucha gente. Ahora se me ocurre que cualquiera que esté cerca de la radicalización. No digo solo yihadista. Tambien política, deportiva o personal. Cualquiera que piense que la venganza o la violencia solucionan algo.
¿Qué enseñanzas te va dejando tu producción a medida que vas alimentándola con publicaciones de distintos estilos?
– Que emoción y sobriedad expresiva van muy bien de la mano. Y la intriga junto a la crítica social y a la verosimilitud. Cada vez me gusta más mezclar géneros. Aunque prevalece siempre el espíritu crítico.
De acuerdo a tu opinión, ¿de qué manera el avance de la tecnología beneficia al ámbito literario?
– Es un enorme beneficio la expansión del conocimiento. Jamás hemos tenido tan a mano tanta información de toda índole. Incluido el ámbito literario. Recuerdo mis horas de biblioteca para investigar lo que ahora está a mi disposición en unos segundos.

En Poemas del Alma