Fotografías de las presentaciones en el insti de Ribadesella

Nunca es tarde si la dicha es buena, refrán muy oído en mi familia y que ahora me viene al pelo. Me encanta haber conseguido, por fin, estas fotos. Agradezco el poder tapacaras de las mascarillas que me permite compartir las imágenes de los jóvenes encantadores (y su profesora) con los que pasé un día muy especial.

Terminada mi novela B72

Llevo unos día ausente de esta bitácora, pero por fin lo he conseguido y he dado por concluida mi novela Barrio 1972. Ya la he entregado a la editorial. ¿Les gustará? ¿Podría salir en 2023? Sé que los de Valhalla Ediciones ya tienen todo este año completo. El próximo, ojalá. Seguiré contando.

Es una novela crítica, costumbrista, ambientada en 1972, con una trama de investigación policial y un poco más larga que Nina.

Ahora mismo, entre presentaciones, sigo escribiendo otra más, Barrio 1981, con los mismos personajes y ambientación que B72, pero ubicada nueve años más tarde. De esta tengo escritos dos tercios. Espero terminarla antes del verano y dedicar septiembre a las correcciones. A ver si es posible.

11 de marzo de 2022

Hoy vuelve a ser 11 de marzo, Rodrigo, cariño. Hace tanto que no estás… Parece como si tu existencia, el tiempo compartido, hubiese sido un sueño.

Quiero esconderme en lo cotidiano, en esas cosas sencillas  que conforman la vida y que tanto se echan en falta cuando hace un quiebro inesperado. Pero no me da tregua y este 2022, a tu ausencia injusta y  las seis oleadas de Covid-19, se ha sumado el ataque ruso a Ucrania. Y estamos en guerra. ¡En guerra! Nunca pensé que diría, escribiría, viviría esto.

A veces me llegan hilachas de memorias tuyas. Suaves, desdibujadas. Y ya no me duelen con el filo acerbo de antes, sino con melancólica tristeza. Escuecen, porque no estás, pero también abrigan el corazón con la ternura con la que nos queríamos, y aún nos queremos los cuatro.

Aquí seguimos, Rodrigo. Solos, pocos y cansados, pero resistiendo. Recordándote. Lo que nunca cambia es nuestro amor por ti.

Te queremos. Miles de abrazos de oso: Papá, Mamá y Gonzalo.

ACTUALIZACIÓN 12 DE MARZO: El día después siempre es raro. Este, también. Durante toda la semana previa conseguí no pensar en qué día estaba exactamente, de forma que el 11 me encontró de improviso apenas unas pocas horas antes.

Pero el truco no sirvió. Pasé de la irrealidad al miedo otra vez. Te escribo en la madrugada. Estoy despierta demasiado pronto, con un ataque de angustia, casi pánico. Soñando abrazos.

Vela por nosotros, hijo. Te queremos. Ayúdanos. Vamos a buscarte.

Presentación en Tito Bustillo

Gracias a Belén y a su hija Elena, tuve el privilegio de hablar de NINA en el Centro Tito Bustillo de Ribadesella. La Radio Televisión Asturiana estuvo allí también:

«Oviedo y Ribadesella son escenario de la primera novela de Marisol Pérez

El centro de arte rupestre de Tito Bustillo, en Ribadesella / Ribeseya, donde se desarrolla una parte de la trama del libro, ha acogido este mediodía la presentación de ‘Nina”. Se trata de la primera novela de la escritora madrileña Marisol Pérez, obra de ficción en la que aborda los años de la transición española desde la intrahistoria de unos personajes que protagonizan un trama de con tintes de novela negra y con referencias a la memoria histórica.

Filóloga profesora jubilada, Pérez, es autora de ‘Dime dónde estás y vamos a buscarte’, una crónica sobre los atentados madrileños del 11M que sufrió en primera persona.

Sin vínculos familiares con nuestra región más allá de la fascinación que le profesa, Marisol Pérez, quiso que Asturias, en concreto Oviedo / Uviéu y Ribadesella, fueran dos de los tres escenarios en los que se desarrolla ‘Nina’, su primera novela, presentada esta mañana en el centro de arte rupestre Tito Bustillo de la villa riosellana.

El libro, una novela de misterio y secretos de familia, aborda la transición española de una manera muy particular.

Parte de la trama de la novela se desarrolla en Ribadesella, con especial protagonismo de un escenario tan novelesco como la playa de Santa Marina.

Madre de una de las víctimas de los atentado del 11M, Marisol aparcó ‘Nina’ para escribir ‘Dime donde estás y vamos a buscarte’, una crónica de aquellos atentados que presentó en su día en la Semana Negra, a donde le gustaría volver con su novela.

‘Nina’ es tambien un libro solidario. Las regalías o porcentaje que le corresponderán a Marisol, su autora, por cada ejemplar vendido, irán destinadas a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Uno de los asuntos aún sin resolver en nuestro país y que se aborda en esta novela.»