Corrigiendo galeradas, a punto de edición

La preciosa portada creada para la novela, cuyo título es también el nombre de la protagonista

Estoy de lo más contenta, aunque corregir galeradas sea el suplicio de Tántalo y nunca me parezca que el texto está suficientemente limpio.

No consigo contar las vueltas que le di al manuscrito antes de entregarlo. Muchas. Y se supone que yo estoy entrenada por décadas de correcciones de exámenes, ejercicios y trabajos. Pues da igual. Cada nueva revisión encuentro algo. Ya me dice más de uno que es labor imposible, que siempre se escapa alguno.

No lo sé. Puede que sea así. Pero yo voy a intentar que sean las menos. En fin, vuelto a la tarea. Ya contaré cuándo se publica. Y, mientras tanto, para abrir boca, copio la sinopsis:

¿Qué ocurre cuando el presente colisiona con el pasado?

En plena noche de Halloween de 2018, Sofía se topa con una niña que va pidiendo dulces de puerta en puerta y que es la viva imagen de su difunta melliza, Nina. El parecido le resulta tan impactante, que se lanza a remover fotos y papeles viejos para comprobarlo. Y a preguntarse si será una casualidad o un guiño del destino.

Descubrir  los diarios de Nina la transportará nuevamente a los años de sangre y fuego de la Transición. Pero la ardua, difícil, llegada de la democracia que recuerda se le presentará ahora con otra perspectiva, junto al amor secreto y adolescente de su hermana y muchos enigmas.

Para Sofía será duro conocer y aceptar el modo en que  tres generaciones  de mujeres de su familia  tuvieron que enfrentarse con la vida. Y con la muerte.

Nina es una novela trepidante, con elementos de coming-of-age, paso a la vida adulta y crecimiento psicológico y moral. Marisol Pérez Urbano explora unos años convulsos de la Historia de España.  Adéntrate con ella en esta trama de misterio, secretos de familia, memoria histórica y lazos entre hermanas.

«Matar un ruiseñor» de Harper Lee

«Matar un ruiseñor (título original en inglés: To Kill a Mockingbird) es una novela de 1960 de la escritora estadounidense Harper Lee. Su publicación tuvo un éxito instantáneo, ganando el premio Pulitzer y pasando a convertirse en un clásico de la literatura estadounidense. La novela está inspirada en las observaciones de la autora sobre su familia y sus vecinos, así como en un incidente ocurrido cerca de su ciudad en 1936, cuando tenía 10 años de edad.» (Fuente: Wikipedia)

Hace mucho tiempo vi la película y me gustó. Estos días, que he encontrado la novela, me pareció interesante compararlas. Y eso he hecho: leer el largo texto y revisionar la cinta.

Lo primero que comento es que me han sorpendido las fechas. Como el film es en blanco y negro, creía yo, pobre de mí, que se había rodado en los treinta o cuarenta, poco después del crack del 29 y la depresión económica de la que habla. Ha sido una gran sorpresa descubrir que el texto es de 1960 y, consecuentemente, la peli de 1962. No lo parecen. Y no solo por la ambientación, sino porque las técnicas elegidas, tanto el film como la novela, no son nada novedosas .

Temática

«Matar un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra. Un auténtico clásico de la literatura estadounidense del siglo XX que ha cautivado a millones de lectores. En 1962, Robert Mulligan la llevó al cine es una oscarizada producción con Horton Foote y Gregory Peck en los papeles protagonistas.» (Cuentan en quelibroleo.com)

Sinopsis

Jean Louise Finch, (Scout para los amigos, la protagonista), escribe en primera persona los años de su infancia en Maycomb (Alabama, USA). Junto con su hermano Jem y su amigo Dill, narra aventuras infantiles tópicas, a la vez que explica (con la supuesta inocencia de una niña) las actitudes clasistas y racistas de la comunidad en la que viven. Después de tres años de cursos aburridos y diversiones veraniegas, se produce el hecho capital de la trama: el juicio en el que su padre tiene que defender a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Y aunque demuestra que no hay pruebas, el jurado lo declara culpable.

Continuar leyendo