Encuentro especial en la Semana Negra de Gijón 2019

Subían ya otros ponentes al estrado mientras yo me acercaba al puesto de la Librería Campana, donde hablé un poco con los que me pedían dedicatorias y firmé unas decenas de libros.

Hago mención especial de los amigos de Monchu, que llenaron la carpa y la fila de demandantes de firmas.

También de dos auxiliares de enfermería del Gregorio Marañón que vivieron las emergencias de aquel jueves maldito y estaban en la Semana Negra de casualidad, pasando las vacaciones y muy impactadas por la coincidencia. Les conté que nosotros también buscamos a Rodrigo en aquel hospital, sin éxito, durante las primeras horas de desconcierto. Nos dimos un abrazo.

Deja un comentario